Recordar el lugar de una sumisa.


El control de la conducta, no de la personalidadLa relación D/s se construye en función de la personalidad tanto de la sumisa como del Dominante. El AMO no espera cambiar la personalidad de la sumisa, espera sólo controlar su conducta.Un buen AMO no espera la perfección, usa la disciplina y los límites para mantener su conducta dentro de fronteras razonables. Asume que con el tiempo esta conducta se desviará y necesitará medidas correctivas.En esta clase de relación el Dominante está siempre abierto a escuchar los gustos y las antipatías de una sumisa; la alentará a decirle todo lo que le pasa, sus sentimientos, sus esperanzas y sus temores. Y los tendrá en cuenta antes de tomar cualquier decisión, Nunca, le pedirá, por ejemplo, que entre en un espacio pequeño si tiene claustrofobia, aunque normalmente la empujará a trabajar en la claustrofobia, si realmente constituye un problema para la sumisa.El Dominante le pedirá que mantenga la calma cuando se obsesiona con algo y piensa que el hablar no soluciona nada; a un AMO le gusta la expresividad de su sumisa, y su habilidad de expresar sus sentimientos tal como los siente. Es muy difícil suprimir los sentimientos negativos y no suprimir los positivos. Así que la alentará a expresar todo lo que piensa y siente.El AMO quiere que su sumisa desarrolle su talento y su inteligencia. Quiere que desarrolle continuamente su potencial. Ve esta clase de relación como una forma de experiencia personal de crecimiento, una práctica espiritual para ambos, una relación en la que la sumisa pueda ser ella misma.El papel del ritual en una relación de cambio del poderAlgunas sumisas y Dominantes gozan estableciendo rituales en sus actividades, rituales a los que ambos se someten. Esto es especialmente verdad para gente que considera D/s una parte de su práctica espiritual.Pueden desarrollar un ritual para el castigo, por ejemplo algunos AMOs para aumentar la expectación del castigo establecen un tiempo para llevarlo a cabo que puede variar desde varias horas a varios días, después de la infracción.Un AMO puede desear que su sumisa lleve un disfraz que simbolice la sumisión, hablarle con cierto lenguaje ritual, asumir posturales rituales, etcEl respetoUna sumisa debe respetar a su AMO, así como un AMO debe respetar a su sumisa, cada uno respeta al otro como ser humano que es; cuando a veces oímos a gente decir que una sumisa es irrespetuoso con su AMO, no significa falta de respeto, puede significar que voluntariamente quiere desobedecer sus órdenes.La disciplinaLa disciplina es la palabra que se usa para describir una gran variedad de fenómenos, algunos creen que es disciplina azotar, cuando en realidad es sólo parte del juego de la excitación.Eso no es lo que yo entiendo como disciplina, disciplina es aquello que corrige, cambia o perfecciona las facultades mentales o el carácter moral. Es aquello que consigue el control imponiendo la obediencia a las órdenes. Es la prescripción de una conducta o un modelo de conducta, la disciplina incluye cualquier técnica diseñada para el control, la educación, y el propósito de alcanzar su propio potencial como persona. El uso de la disciplina no implica ningún castigo corporal, ni ningún castigo de otro tipoLa instrucciónLa gente en la comunidad D/s usa la palabra "entrenar" para referirse a muchas cosas diferentes, cuando yo hablo de la instrucción de una sumisa significa, ayudarla a que confíe en su AMO, inculcarle el hábito de la obediencia incuestionable, enseñarle lo que debe hacer para complacerle, explicarle sus deberes y como debe realizarlos, explicar las órdenes y las pautas que debe seguir y hablarle de las consecuencias de romperlas, enseñarle cómo debe comportarse en diferentes situaciones, en público y en privado, etc.Es esencial que un AMO sea especialmente diligente en la instrucción de una nueva sumisa. Es más fácil de inculcar los buenos hábitos al principio de una relación que más tarde. Los hábitos existentes se deben romper rápida y completamente, y reemplazarlos por buenos hábitos de sumisión. Aunque la conducta cambiará en un tiempo más o menos breve, la instrucción nunca finaliza.Las metas de la disciplinaUn Dominante disciplina a una sumisa en muchas áreas de su vida, en la obediencia, en la salud, en el bienestar, incluso en el ejercicio y la dieta, en su sexualidad, (ayudándola a expresar su ser más profundo), en sus habilidades diarias, incluso en su profesión.Las técnicas de la disciplinaGuía: Responder a las preguntas o peticiones de la sumisa.Educación: el Dominante es quien más sabe acerca de su sumisa, necesitará ser estricto con ella.Apoyo emocional: muchos sumisas sienten que desilusionan a su AMO cuando esto no es así, en este caso El AMO debe proporcionar un refuerzo positivo.Ejercicios destinados a fomentar la confianza: las tareas que puede asignarla no serán mucho más duras que las que la sumisa ha realizado en su vida pasada.Ejercicios que crean confianza: gradualmente la sumisa irá dando a su AMO cada vez más poder sobre ella, el Dominante debe motivar esta entrega.Técnicas diseñadas para recordar a la sumisa su lugar: Un AMO puede pedir a su sumisa a veces que responda a preguntas como quién es?, quién es su AMO?, a quién sirve?, cuál es su papel en la relación?, qué poder sobre ella le ha entregado?, etc.Un Dominante puede requerir de su sumisa que demuestre su subordinación, por ejemplo arrodillándose ante él.La instrucción: el AMO dirá a la sumisa lo que quiere que haga ese día o esa semana. Puede probar si su respuesta es rápida e incuestionable a sus órdenes y peticiones.Órdenes y pautas: Un AMO crea y mantiene un conjunto de órdenes, estas órdenes especifican lo que ella puede o no puede hacer, ni decir. Las órdenes se diseñan generalmente para aumentar la confianza en el AMO y para ayudarla a alcanzar su potencial como ser humano y como sumisa.Cada orden debe ir acompañada de una indicación acerca de su importancia, esta importancia se usará para determinar la severidad del castigo cuando la orden se incumple; O cada orden puede ser seguida de la descripción del castigo, en caso de incumplimiento.Las recompensas: por ejemplo, permitir a la sumisa hacer algo que le gusta y que normalmente lo tiene prohibido por su AMO.Prueba y rebeldíaUna buena disciplina del AMO le dará a la sumisa un espacio seguro donde explorar y gozar de su sumisión y de su femeneidad, la sumisa quiere ser auténtica, quiere ser ella misma, está cansada de fingir que no es una sumisa, a veces también se cansa de la disciplina, o de las consecuencias cuando la rompe.Cuando una sumisa se siente segura, probablemente comenzará a probar a su AMO para ver si realmente mantiene los límites que se han fijado, en otras palabras si la controlará y la permitirá vivir la vida que ambos han diseñado. Esta prueba forma parte de la rebelión contra el AMO y sus órdenes, probablemente la sumisa tenga temor a que El AMO se deje llevar y no cumpla sus promesas, (esto sucede más a menudo en las primeras relaciones íntimas), por esta razón un AMO amoroso establecerá una serie de normas muy estrictas al principio de la relación y mantendrá la disciplina todo el tiempo que la sumisa necesite.Un AMO no desea una sumisa para quien la sumisión sea fácil siempre, asume que la sumisa ha de luchar muchas veces contra sí misma, espera la rebelión, especialmente al principio, y no desea que se finja sumisa si no lo siente, al contrario, una sumisa terca, rebelde le proporciona la oportunidad de ejercer su control sobre ella.Una vez que la sumisa le ha entregado el poder a su AMO, puede relajarse, no necesita tratar de ser sumisa, ese es el trabajo del AMO, si él cree que debería hacer algo que no lo considera perjudicial para ella, aunque la sumisa no quiera, lo hará de una u otra manera, por ejemplo quitándola o limitándola privilegios, castigándola hasta que obedezca o cambie de opinión, o la sumisa deje la relación.El placer para El AMO está en el control de su sumisa, y una sumisa que está viva y sana es normal que sienta rebeldía. Un AMO no quiere que su sumisa esconda eso.El castigoPodemos definirlo como cualquier pena impuesta a una sumisa por una mala conducta, la técnica para ello es la disciplina, por ejemplo, la suspensión temporal de ciertos privilegios, la privación temporal de alguna posesión, realizar tareas domésticas o tediosas, el confinamiento, la esclavitud, el castigo corporal, etc.Si una sumisa goza con alguna de estas cosas no deberán ser usadas como parte del castigo. El castigo, cuando se usa correctamente, produce dos reacciones en la sumisa, verá el castigo como una prueba de que su AMO tiene interés en ella y se siente agradecida, pero mientras le está administrando el castigo sólo deseará que acabe.El papel del refuerzo negativoEl papel del dolor, la molestia, la esclavitud, la humillación, la regañina, la persecución y captura, el sexo áspero, etc. en una relación D/s tienen un propósito y una función, recordar a la sumisa la naturaleza de su relación con El AMO, es la manera más directa de sentir el poder del AMO sobre ella, eso no implica en absoluto herir su amor propio ni rebajar su auto-estimaRecordar a una sumisa su lugarMuchas sumisas sienten la necesidad de percibir regularmente el poder de Su AMO sobre ellas, se hayan o no portado mal, necesitan ser "maltratadas" y sentir el dolor, algo menos físico y directo no convencerá a la sumisa de que su AMO hará lo necesario para mantenerla en su lugar, que no permitirá que escape a su dominación, si no es así no podrán gozar del "subspace".SubspaceLa meta para una sumisa es sentirse protegida, cuidada , querida y controlada, así que pueden caer en un estado que ellas llaman "subspace." , Las sumisas hablan a menudo de "flotar" o "volar" cuando tratan de describir el "subspace". Algunos hablan de estar en un trance. Tanto Amos como sumisas hablan de un cambio dramático cuando la sumisa cae en el "subspace". Se vuelve suave, maleable, amante y ofrecida y muy feliz...